La podríamos llamar Generación Healthy, en la actiualidad las tribus urbanas ya no realizan reivindicaciones políticas o sociales, sino que utilizan sus fuerzas en encontrar posibles problemas de salud en todo lo que les rodea. 

Durante el último año, hemos escuchado diferentes informaciones sobre los peligros de realizarse un tatuaje, que ya no solo se centran en el uso de agujas y otros materiales potencialmente peligrosos, sino que incluyen también los posibles efectos secundarios que puede conllevar insertar tinta en tu cuerpo y de los que ya hablamos aquí.

La Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA) pretende vetar 4.000 sustancias que se encuentran en las tintas para tatuaje y micropigmentación, sugerencia sobre la que deberá pronunciarse este año Bruselas. Según ECHA comentan: “No buscamos prohibir los tatuajes, sino limitar la exposición a productos químicos peligrosos”.

El problema sobre todo reside en que cada país regula de forma distinta las tintas para tatuaje, en España, solo una empresa ha podido comercializar sus productos de forma legal, es decir solo un proveedor a podido superar todos las pruebas, al mismo tiempo estas tintas son rechazadas por la mayoría de los tatuadores por su baja calidad, por lo que se sospecha sobre la verdad sobre su “aprobado”.

La mayoría de los tatuadores utilizan tintas homologadas en otros países, arriesgándose a ser denunciado, pero es que si lo pensamos bien, una tinta homologada en Reino Unido, no es homologada en España, por lo tanto la misma persona si se tatua en España con una tinta Inglesa estaría en peligro de salud, pero si lo hiciese al revés no, porfavor…

Los políticos Europeos deberían comenzar a tener en cuenta una practica que poco a poco se va extendiendo más y más entre la población pero de una forma lógica, es decir, no debemos ser alarmistas ni complacientes y llegar a un acuerdo común sobre cuales son los componentes aceptables.

En España la regulación es excesiva, pero lo que propone ECHA va más allá, los tatuadores se ven obligados a trabajar con tintas “ilegales” y todo por líos burocráticos, esperemos que esto cambie poco a poco. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies