C215 es el sobre-nombre Christian Guémy, un artista urbano francés muy conocido por sus trabajos de stencil.

Como muchos artistas el nombre de C215 nace de la intención de crear un anonimato sobre su figura civil, al mismo tiempo que rinde homenaje a los primeros artistas del graffiti, aunque también nace de la necesidad de crear un símbolo de soledad, un número que lo une con la multitud, y una manera de obviar la singularidad. Como curiosidad añadir que ese número es el número de la habitación donde decidió lo que iba a hacer con su vida.

Sus trabajos con Stencil comenzaron en 2006, son un retrato de la madre de su hija, aunque su actividad artística comienza en los años 90, el propio artista comenta que su experiencia con el graffiti se definió más tarde.

C215_1

C215 utiliza diversas temáticas en sus creaciones, aunque sus obras más conocidas son la representación de animales urbanos como las palomas y los gatos y sobretodo, los retratos, normalmente estos retratos representan a mendigos, personas sin hogar, refugiados, niños de la calle y ancianos, aunque también podemos encontrar entre sus creaciones otro tipo de retratos como personas de la cultura popular o pertenecientes a la historia del arte.

C215_2

Su objetivo es el de llamar la atención sobre los olvidados de la sociedad, mostrando las caras que en muchas ocasiones quedan ocultos por los brillos de la ciudad. C215 representa la ciudad, rinde un homenaje a las personas que forman dicha sociedad, aunque estos no sean los preferidos para crear imágenes idílicas, no solo el retrato es realista, el tema y el escogido también lo es, lo que en muchas ocasiones hace que la imagen choque con el espectador.

C215_3

En coherencia con esto Christian Guémy pinta en los denominados “no-lugares”, superficies envejecidas o deterioradas de la ciudad, zonas que parecen haber sido también olvidadas por el tiempo, realizando una denuncia al mismo tiempo que cumple otro de sus objetivos, embellecer la ciudad.

C215_4

La técnica del artista une la estabilidad y precisión de la plantilla con la libertad que le aporta el spray y los colores, la rigidez del uso del blanco y el negro con la libertad y la abstracción de las manchas de color.

A través de esta combinación captura la luz, la profundidad y la emoción del retrato. La bi-dimensionalidad y estática que a veces aporta el uso de las plantilla se pierde junto al color y las múltiples líneas del diseño, que también actúan como unión entre el dibujo y las manchas de color, las imágenes acaban teniendo un aspecto de mapa que acaba por uniendo aún más sus creaciones con las propias ciudades.

Como el propio artista reconoce el simple hecho de preparar la plantilla, trabajar con ella y el posterior trabajo con la pintura se convierte en una especie de terapia personal contra sus propios miedos.

C215_5

Sus creaciones se puede ver en diferentes ciudades del mundo, como Barcelona, Ámsterdam, Londres, Roma, París, Nueva Delhi, Sao Paulo, Atenas, Estambul, Milán, Viena o Jerusalén.

Además de su trabajo artístico en las calles también realiza exposiciones y colaboraciones en diversas galerías, como la que se pudo ver en Barcelona hace un tiempo. Sin duda, una de las figuras del arte callejero de nuestra época.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies