Danny Alexander fue un estudiante de filosofía que acabó enamorándose de la fotografía y convirtiéndose en un experto en el arte del retrato.

K-1

Entre muchos de sus proyectos se encuentra la serie de retratos de gente tatuada titulado Skin as Canvas.

DSC_5559-Edit

El objetivo de Danny es representar de alguna manera el aspecto más íntimo de la persona, para él se trata de un doble reto, el reto técnico que supone el retrato y conseguir empatizar lo suficiente para conseguir que las personas se muestren tal como son delante de una cámara, lo que realmente es bastante difícil.

DSC_3676-Edit

 

Danny es un apasionado del mundo del arte corporal, y sobre todo de los tatuajes que acaban representando esa parte personal que comentábamos antes el autor intenta reflejar en sus fotografías. Según Alexander, el tatuaje tiene la capacidad de representar algo para el portador, mientras que para el resto puede ser algo meramente decorativo. El objetivo del fotógrafo en esta serie era despojar de todo a la persona para que el espectador solo pudiese ver la realidad del retratado intentando descifrar cuales el significado del tatuaje.

26-of-83

Las fotos se centran en la persona obviando fondos y otras parafernalias, lo que crea realmente un punto de atención en la persona y la forma en la que ha decorado su cuerpo, una gran serie y un muy buen trabajo de Danny Alexander.

31-of-83

49-of-83

 

81-of-83

 

21-of-83

 

DSC_2706-Edit

 

45-of-83

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies