Todos sabemos que los artículos llamativos o sensacionalistas generan cientos de visitas a las páginas web, si estas noticias además tratan sobre un tema en “tendencia” como son los tatuajes las visitas se triplican. Desde hace unos meses, relacionar el arte del tatuaje con ciertos problemas de salud parece haberse puesto de moda en ciertos medios de publicación, si primero fue LA VANGUARDIA, ahora es el turno de EL MUNDO, que ha decidido publicar una noticia sin contrastar fuentes utilizando un estudio científico sin contrastar dando como ciertas falsas afirmaciones y creando una alerta social innecesaria.

La FET (Federación Española del Tatuaje) ha redactado un comunicado de prensa para aclarar mucho de los puntos señalados en dicho artículo.

En primer lugar, España cuenta con una normativa sobre la práctica del tatuaje y sus materiales que establece una serie de normas que velan tanto en la seguridad del usuario como del profesional, así como otra serie de normativas para la utilización, producción y etiquetado de los materiales, además de su control sanitario, pudiendo garantizar la seguridad del uso de los mismos. Podéis consultarla aquí.

Como plus existe también una normativa europea que regula las tintas producidas dentro de la comunidad que deben disponer de una serie de certificados que avalan el cumplimientos de la normativa. Estas evitan el uso de elementos cancerígenos, mutágenos, tóxicos, etc. También podéis consultarla aquí.

 

En el artículo de EL MUNDO asegura el descubrimiento de ciertas partículas de color que viajan hasta los ganglios linfáticos aumentando el tamaño de estos órganos, cuando no existe ninguna prueba de que esto ocurra, esta teoría es argumentada por el concepto de nanopigmento, este concepto inexistente ya que en el momento de dividirse pierden sus propiedades pigmentarías.

Aunque es cierto que al introducir tinta en nuestra dermis parte de esta tinta puede desplazarse por nuestro cuerpo, no existen evidencias de que ello ocasione algún tipo de patología en parte debido al tamaño de dichas partículas.

También se habla de la composición química de la tinta, asegurando que esta contiene varios metales pesados nocivos, justamente la normativa europea regula el uso de estos metales pesados evitando que estén presentes de una forma perjudicial en las tintas, esto se consigue no solo a través de la normativa sino también con la realización de controles higiénicos de los productos.

Muchas son los puntos incorrectos del artículo, que llega a asegurar que la tinta blanca produce problemas en la curación de los tatuajes, afirmación totalmente falsa, ya que la tinta blanca se comporta igual que cualquier otra tinta, siendo su curación la normal para este tipo de prácticas.

Sobre las afirmaciones de EL MUNDO sobre los peligros de la tinta negra el Dr. Donis Muñoz, dermatólogo especializado en tatuajes y eliminación de tatuajes comenta:

“Las tintas negras se vienen empleando desde hace 4.000 años, prácticamente no han cambiado su composición y se elaboran a partir del carbón. Existen culturas, como las maoríes, que llevan el 80% de su cuerpo cubierto de tatuajes y no se ha visto que tengan mayor incidencia de cáncer. Una cosa son las hipótesis de trabajo y otra las realidades. Yo ni estoy en contra ni a favor de los tatuajes, es una opción personal que debe tomar de modo responsable cada persona. Como médico lo que busco es la evidencia científica, y lo que ésta nos dice es que efectivamente se ha visto que los pigmentos de los tatuajes migran a los ganglios linfáticos, pero no hay evidencias, al menos hasta la fecha, de que ello haya generado los problemas de salud que se apunta en el artículo publicado”. Publicado el 14 de septiembre de 2017 por la Academia Española de Dermatología y Venerología en respuesta al artículo publicado en el diario El Mundo. 

Como podemos observar la falta de confirmaciones e investigaciones de los denominados “medios de comunicación profesionales y serios” les llevan en ocasiones, a realizar noticias que pueden afectar a los profesionales regulados y causar un concepto negativo en el consumidor.

Desde aquí, una simple publicación de internet, pedimos que por favor revisen sus artículos y se informen completamente antes de realizar posts de este tipo. Señores, no vale la pena jugarse el prestigio por tener más ingresos por publicidad.

Desde MonsieruInk solo os podemos decir que si os tatuáis por tatuadores profesionales que siguen las normas de higiene y con productos regulados oficialmente no os debéis preocupar por nada.

¡Disfrutad de vuestros geniales tatuajes!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies