En 2015 llegó la bienal de arte de la Habana, y lo que parecía un país que comenzaba a acoger el arte con los brazos abiertos, no acabó siendo realmente así. Los tatuadores de La Habana comenzaron a recibir visitas inesperadas de funcionarios cubanos ordenándoles cerrar sus negocios. Los funcionarios indicaban que tenían que cerrar permanentemente sus negocios o arriesgarse a que todas sus provisiones de tatuaje (y todas sus otras posesiones) fueran confiscadas por las autoridades.En Cuba

Desde entonces la cosa no ha mejorado a nivel legal, pagar por un tatuaje en Cuba es ilegal, la regulación es inexistente y aunque existen muchísimos tatuadores en el lugar , algunos de ellos podríamos decir que no son muy de fiar. Lugares con LA MARCA, parecen haber conseguido legitimar el arte del tatuaje en el país,

Lugares como este han comenzado a cambiar la visión sobre tatuarse, de todas formas el caso de LA MARCA, es un caso excepcional, debido a que muchos de los locales que en 2015 tuvieron que cerrar continuar siendo ilegales.

Actualmente el tatuaje en Cuba continua en un limbo, en el que no es legal ni ilegal, al no estar incluido en las categorías de trabajos que se pueden realizar por cuenta propia, lo que provoca una situación de incertidumbre para todos los artistas del país que quieren ejercer su profesión.

La lucha por la regulación y legalización del tatuaje continua en el país, Che Alejandro contrario a esta situación, trabaja en una sala de tatuajes subterránea a pesar de las leyes del país contra estos negocios. Bryan Chang y Alex Mallis, nos presentan un cortometraje en el que Che Alejandro camina por las calles de La Habana mientras contempla el futuro de los empresarios cubanos.

The New Che of Havana from Alex Mallis on Vimeo.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies