Cada día muchas personas en el planeta son víctimas del cáncer, y no solo debemos recordar que se trata de una enfermedad que puede resultar mortal, si no que también que el proceso de lucha contra la enfermedad es muy duro y a veces aunque se supere el problema son muchas las secuelas con las que se encuentran los pacientes.

Josh Marshall, de 28 años, es el padre de Gabriel de 8 años, que fue diagnosticado con un tumor cerebral maligno muy poco frecuente.

La cirugía a la que fue sometido Gabriel le dejó una cicatriz en el lado derecho de su cabeza, Marshall decidió entonces realizarse un tatuaje que coincidiera con la cicatriz de su hijo.

BBD-Josh-Marshall

Según Marshall: “ Esto me rompió el corazón”, “Le dije que si la gente quería mirar, podían mirar a los dos”.

Relacionado: Personal Ink, tatuajes contra las cicatrices del cancer

Una pequeña cantidad del tumor permanece en la cabeza de Gabriel, pero en los controles que se le realizan cada 3 meses han podido observar que no ha crecido.

Relacionado: Tatuadores contra el cancer de piel

Marshall es un ejemplo de solidaridad y amor hacia su hijo y un ejemplo para todos, seguro que todo irá bien para Gabriel.

Relacionado: Tatuando niños

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies