Aunque en los últimos años ha habido un auge del arte del tatuaje en todo el mundo, aún existen países en los existen restricciones hacia la propia práctica o hacia las personas tatuadas, vamos a realizar un pequeño repaso de estos países y los que nos podemos llegar si los visitamos.

Japón, hace tiempo que se vive en este país asiático una situación un poco alarmante respecto a los tatuadores que ya te explicamos aquí, pero además y debido a causas culturales e históricas los tatuajes aún no están totalmente aceptados allí por lo que podrías encontrarte con problemas a la hora de entrar en saunas o piscinas públicas.

En algunas las saunas japonesas se prohíbe la entrada a personas con tatuajes o se les invita a tapárselos, al igual que en piscinas, gimnasios y algunos lugares, aunque estas restricciones suelen pasarse por alto para los extranjeros ya que esta mala imagen es debida a la identificación de los tatuajes con los miembros de la yakuza (mafia japonesa).

Todo esto a provocado un problema entre la comunidad de tatuadores que acaban por colocar sus estudios en lugares más escondidos lo que dificulta la asimilación del tatuaje como algo común y normal.

Sri Lanka o a Myanmar, aunque los tatuajes son totalmente aceptados siempre y cuando no representen a Buda, y es que en 2014 una turista británica fue arrestada y deportada por llevar en su piel un tatuaje de este personaje espiritual, este hecho se ha repetido en varias ocasiones con diferentes turistas y es que llevar tatuado a Buda puede ser considerado un insulto a su religión.

Tailandia, al igual que las anteriores prohiben los tatuajes de Buda, pero en este caso existe una ley desde 2011 donde lo prohiben expresamente a los tatuadores, nada de tatuajes de Buda, aunque es muy raro que se aplique y es un lugar donde la cultura del tatuaje esta muy extendida y forma parte de las ceremonias de los monjes.

Irán, Emiratos Árabes Unidos y Turquía, los tatuadores en estos países trabajan de forma clandestina, en el caso de los turistas tatuados en el caso de los hombres no hay problemas pero las mujeres deberán tapar sus obras de arte (increíble…).

Emiratos Árabes Unidos, en este caso concreto los tatuajes son considerados una forma de hacerse daño auto inflingido y esta penado.

Turquía, prohibe los tatuajes en las escuelas.

En definitiva es mejor no dejar muy a la vista los tatuajes en los países musulmanes ya que puede traernos problemas.

Poco a poco los tatuajes se han ido aceptando como una forma más de expresión propia aunque aún queda mucho camino que recorrer. ¿Y tu que piensas?, ¿crees que deberían cambiarse estas leyes o no?, dinos tu opinión en los comentarios o a través de nuestras redes social.

Gracias!!!

 

GuardarGuardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies