Como todos sabemos el tatuaje no solo tiene una función estética, sino que su servicio social se puede extender incluso hasta la medicina, y esto es evidente en casos como el de la salida pública Balear. 

El sistema Balear de sanidad publica ofrece el servicio de reconstrucción mamario tras una mastectomía desde hace unos quince años; a este servicio, se une a partir del 1 de Julio la micropigmentación de la areola mamaria y el pezón como método de reconstrucción por lo que el servicio de salud Balear ha iniciado un concurso para la compra de microtatuadores para todos los hospitales de las islas.

La mastectomia consiste en la extirpación total o parcial de la glándula mamaria en determinados casos de cáncer en los que es necesario para la recuperación del paciente. El cáncer de mama es uno de los tipos más extendidos en el mundo, por los ue la extirpación mamaria es una practica común, en la actualidad la reconstrucción mamaria por lo general se realiza en la misma operación de extirpación dejando para más adelante la reconstrucción de pezón.

La intención es poder realizar la micropigmentación de forma rápida y rutinaria en los propios hospitales, por lo que se ha decidido formar a personal, para ello el hospital necesita conseguir el material para esta función, razón por la que se realiza el concurso en cuestión.

En el Hospital Son Espases, donde se está realizando la prueba piloto, se atienden unas dos peticiones semanales de reconstrucción, dando un total estimado de un centenar de mujeres mastectomizadas demandantes del servicio.

P.D.: Noticia y fotografía principal extraída de Federación Española del Tatuaje

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies